Comunicación en constante mutación

Comunicación en constante mutación

#Hashtag, sinónimo de nuestra actualidad, mecanismo que forma parte de un nuevo lenguaje que operamos de manera universal, en sí, un elemento que hoy en día distingue toda una comunicación. Pensando en los alcances masivos de información, partimos de una referencia de perfeccionar la manera de transmitir el mensaje, analizando dos generaciones que despuntan en el cambio que esta conversación ha atravesado por años.

Perspectivas, nuevas tecnologías, cambios sociales, todo forma parte de una estructura que identifica la manera en que construimos nuestra percepción de algo o alguien.

Ante todo esto, comparemos dos generaciones: Baby Boomers y Millennials, una división clara de la reasignación de la comunicación en cuanto a la temporalidad, sin embargo, no son desconocidas una con la otra. Dicho esto, es importante reconocer que la comunicación en ambos periodos tuvo una trascendencia muy grande en el acercamiento con las marcas.

Generaciones, el sujeto de las transiciones que han marcado la línea de grandes corporativos, líderes mundiales y movimientos de impacto, encontrando medios para llegar a sus públicos, teniendo como base la adaptación de la conversación propia del entorno.

Bajo el foco de las confrontaciones, descontentos políticos, movimientos para el cambio y un fuerte consumismo, la comunicación es alterada para posicionar mensajes que la audiencia absorbía de forma rutinaria sin ningún contexto. Bajo este planteamiento, la nueva era de la población empezó a crear una consciencia en la comunicación, no sólo transmitir el contenido sino informarlo, bienvenidos Baby Boomers.

Visto desde una perspectiva en los negocios, los Baby Boomers marcaron una revolución de la comunicación, reinventándola y optimizando su funcionalidad inicial. La tecnología implicó su desarrollo, con el constante crecimiento de la televisión, la fuerte presencia de los programas de radio y la magnitud del internet; posicionar un mensaje era un plan que podía dirigirse en diferentes vertientes, la clave para ubicarlo con éxito, y entender el entorno en dónde se desenvolvía.

Generación pionera del internet, creó cimientos de cómo usar las plataformas que hay a nuestro alcance para implementarlas en diversas estructuras. Años más tarde otra generación pone en función lo que previamente se había constituido, en el panorama que tienen presente, “cultura Millennial”.

La implementación de nuevas tecnologías no es algo que ellos desconocen, a diferencia de generaciones previas, los Millennial nacieron y crecieron con la evolución de los medios tradicionales, fueron enseñados a entender el objetivo y desarrollo de la comunicación para así poner en práctica sus nuevas reglas.

Expresiones como arrobar a, mención en, transmite en vivo, comunicado de prensa en línea, nos llevan a pensar en una metamorfosis como tal de la manera de transmitir información y contenido, son factores de la vida presente como parte de la actual comunicación, ¿la transición? La inclusión de la opinión pública, así como la incorporación de un “lenguaje popular” a la vida profesional y la implementación de las tecnologías de ahora que de igual forma crecieron con esta nueva conversación.

Es aquí donde ambas generaciones entran en juego, tomar las herramientas presentes para forjar diferentes estrategias de cómo ser empleadas, entender de dónde vienen, la dirección que se le va a dar y el público al que van a aterrizar, de esta forma el mensaje tendrá el impacto que debe tener.

Entre relacionamientos con medios para dar difusión a las notas en los medios populares, encabezados con presencia o noticias principales al aire para generar un mayor impacto, ahora un algoritmo como un “hashtag” puede ser un conductor implementado actualmente para incrementar el alcance de un contenido, toda la conversación se ha moldeado de forma que este signo puede englobar todo un contexto, un mecanismo que ahora ambas generaciones entienden o están en proceso de entender para poder posicionarse en una era que requiere continua actualización, de esta forma ambos puntos entienden de dónde viene y cómo es construido un mensaje. Es un cambio constante, una mutación eterna de la comunicación.

Juan Torres es Licenciado en Comunicación y Medios Digitales por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey y Especialista en desarrollo e implementación de estrategias digitales.



1 comentario

Los comentarios están cerrados.