La comunicación digital será parte de la transformación mundial

La comunicación digital será parte de la transformación mundial

La pandemia del Covid-19 ha obligado al mundo entero a implementar medidas de emergencia sanitaria que han afectado la dinámica social de las grandes ciudades. Se ha hablado que después del Covid-19 el mundo, las naciones desarrolladas, las grandes ciudades, ya no serán lo mismo, pero… las pequeñas comunidades, las zonas apartadas de las grandes ciudades, las zonas rurales ¿también cambiarán o seguirán siendo las mismas?

En este sentido, resulta interesante reflexionar sobre el papel que juegan los medios de comunicación en la conformación/transformación de las sociedades. Consideremos que en este milenio, ésta es la primera gran crisis -de salud, económica, social- que se está gestando y que afectará al mundo entero.

Centremos nuestra reflexión en el papel de la comunicación por internet y, como una de sus principales herramientas, las redes sociales. Una de las particularidades más relevantes de estas plataformas es su amplia penetración, en México alrededor del 80% de la población tiene acceso a internet*, mayor facilidad para internarse en las redes, mayor crecimiento en los sectores de menos ingresos.

También tiene sus defectos como una herramienta de comunicación masiva: regulación ineficaz, en los contenidos prevalecen generalidades, lugares comunes en la interactuación, información no verificada.

Dicen que frente a las crisis también se abren oportunidades y considerando la magnitud de la crisis que está generando el Covid-19, el proceso de recuperación debe dar oportunidad de que las naciones propicien la reducción de las brechas entre los sectores de la sociedad.

Uno de los grandes retos, por lo tanto, es precisamente potenciar las bondades de la comunicación vía internet y enmendar algunos de sus defectos, como el de la regulación. Ello, con el propósito de que se convierta en una herramienta que permita llevar progreso, desarrollo, conocimiento, tecnología a las comunidades más desprotegidas, a las zonas rurales.

Está comprobado que las bondades de la comunicación y la tecnología permiten reducir las brechas entre los grupos sociales, y lo hacen de una manera más acelerada en términos comparativos a las políticas sociales tradicionales.

Sin duda, de manera inmediata y en el mediano plazo, tanto en nuestro país como en el mundo entero será necesario voltear hacia el internet y sus formas de comunicación como una parte importante para recomponer a la sociedad después del Covid-19.

* 14º Estudio sobre los Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2018 de la Asociación Internet.mx

Rafael Rendón es Licenciado en Periodismo y Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México y tiene vasta experiencia en la industria dentro del sector público. Además, es experto en Relacionamiento con Comunidades, Vocería y Comunicación Estratégica.